Reflujo gastroesofágico en bebés

El reflujo infantil se produce cuando la comida retrocede (reflujo) del estómago del bebé. En ocasiones se denomina reflujo gastroesofágico, no suele ser grave y se torna menos frecuente a medida que el bebé crece. No es común que el reflujo infantil continúe después de los 18 meses.

El reflujo en bebés sanos ocurre varias veces por día. Si tu bebé está sano, contento, y crece bien, el reflujo no es causa de preocupación.

En raras ocasiones, el reflujo infantil puede ser signo de un problema de salud, como alergia, obstrucción en el aparato digestivo, o la enfermedad por reflujo gastroesofágico.